sábado, 22 de octubre de 2011

Al tiempo











Tumbado sobre la piedra caliente 

escucho el triste llanto de un chelo solitario,

escucho como corre alocado entre arboles esbeltos

herrumbrando las manillas del reloj de un campanario,

no mires atrás y danza, aquí a mi lado,

atraviesa sin pudor las comisuras de mis labios

y quiebra mi voz

dejando en mi cara el retrato de estos años.















LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...