miércoles, 16 de marzo de 2011

Ven



             

                Ven, desnúdate despacio
                como sin querer,
                y ávido de caricias 

                volveré a la vida
                navegando entre tus pechos.

                Deja que mis sentidos te busquen
                perdidita entre mis piernas
                
                mientras al arrancarte la ropa
                juntos descubrimos
                tus carnes rendidas
                al calor de mi boca.
             

                No pronuncies mi nombre
                y como dos desconocidos
                entre las sábanas y el cielo
                despertaremos al alba
                enredados en tu pelo.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...