sábado, 10 de diciembre de 2011

Silencios





Tan obviado y tan ausente,
no cabe la pausa en tu verbo
y me agotan tus razones

como una mentira roída
de agujeros amarillos
como maiz que brota
para quemarse al cielo
se clava en mi carne a lo lejos
tu atronador silencio

como una llanura extensa
de ocres y misterios
como la piedra gastada
por el llanto del tiempo
hundo mis verdades
al azul de tus nostalgias
y en la tempestad de tu boca,
naufragan mis silencios
.


2 comentarios:

Mágicas Noches dijo...

Debo reconocer que llevo un rato entre tus letras, despertando, sintiendo, escuchando, oliendo, saboreando cada espacio, cada linea y esbozo callado de ellas. Querido Keko es un verdadero placer poder sentirlas.

Mi Beso siempre de admiración

Eneón de Gadir dijo...

Así es, amigo Keko, hay silencios que se clavan en las carnes y en ellos naufragan nostalgias y añoranzas ... Enhorabuena por este corto pero enorme poema. Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...